Consejos para aprovechar la luz en tu cocina

Cuando hablamos de iluminación en el hogar, la cocina es sin duda el espacio de la casa que requiere de una especial atención. No solo por funcionalidad a la hora de cocinar, sino por ser un espacio de encuentro muy transitado que alberga innumerables momentos tan exclusivos como rutinarios. ¿Cómo no contar con la mejor iluminación?

En este artículo veremos claves para aprovechar la luz natural de la cocina y cómo potenciarla en determinados lugares.

Ideas para conseguir una cocina luminosa

Aprovechar la iluminación natural: screens y estores

Las ventanas son la principal fuente de luz en una cocina. Soluciones como los screens y estores aportan privacidad y discreción sin reducir la cantidad de luz natural que entra por la ventana. Su gran ventaja es que permiten una total regulación para adaptar la cantidad de luz a las necesidades de cada cocina.

Para elegir entre screens o estores es importante valorar factores como su mantenimiento, aparte del diseño. Si bien el cuidado de los estores depende del tejido elegido -se recomiendan materiales resistentes y fáciles de lavar como el algodón- , los screens, a parte de ofrecer fácil limpieza, son aislantes térmicos e ignífugos.

Para ambas opciones es recomendable tonalidades claras como blancos o beiges, que reflejarán y potenciarán aún más la luz natural. Si optas por screens y te interesa aprovechar al máximo la luz solar, debes tener en cuenta el factor de apertura. En este sentido, los de trama abierta varían entre el 0% y el 20% y facilitan que entre más claridad.

Potenciar la iluminación artificial: Combinación de luces indirectas

como iluminar tu cocinaEn función del tamaño y distribución de la cocina, es aconsejable combinar la luz general con indirectas y otras puntuales para determinadas áreas de trabajo.

Las luces de bajo consumo o led son idóneas para la iluminación general. Aportan uniformidad y son más respetuosas con el medioambiente. Si optamos por empotrarlas en el techo se deben colocar aproximadamente una por cada metro cuadrado. Esto conllevaría instalar un falso techo, por lo que ganamos en luz homogénea pero perdemos unos centímetros de altura en la cocina.

Respecto a la luz por zonas, su función es práctica y ambiental, complementando a la general en la vitrocerámica, fregadero o mesa de comedor, entre otros elementos. Aportan calidez y ahorro energético, al encender solo las que vayan a usarse en cada momento.

Las luces puntuales están especialmente indicadas para superficies de trabajo, donde una buena iluminación es necesaria y nuestras sombras pueden restar eficiencia a la luz general. La encimera o fregadero se pueden iluminar desde debajo de los muebles superiores a través de módulos integrados con regletas de halógenos o tiras de led.

Con estos consejos de iluminación conseguirás aprovechar la luz de tu cocina para que sea 100% funcional y acogedora. El juego con diferentes puntos de luz generará una atmósfera agradable para cualquier momento y hará que la cocina sea el lugar más exclusivo de la casa.

Post by Studio Staff

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *