Cómo conseguir la iluminación ideal para tu cocina

La iluminación es clave a la hora de diseñar y decorar una cocina. No solo debe responder a las necesidades prácticas de su uso, sino también a la atmósfera que queremos que la estancia transmita. Existen multitud de posibilidades y antes de elegir las luces correctas debemos tener en cuenta algunas consideraciones e ideas para la iluminación de tu cocina. 

Conocer los tipos de luz que existen, saber las zonas más importantes a iluminar, elegir entre bombillas led o tradicionales, entre luz cálida o fría, etc. son algunas de las claves que vamos a ver en este artículo.

Conoce los tipos de luz para la cocina

En las cocinas distinguimos 3 tipos de luces: general, funcional y de ambiente. La general dota de uniformidad a toda el espacio y suele instalarse en el techo. Las luces funcionales se ubican en zonas concretas de la cocina, como la de cocción o limpieza, entre otras. Por último, la luz ambiental es una iluminación extra pensada para crear un entorno agradable en alguna zona para comedor o para momentos más sociales dentro de la cocina.

¿Es mejor luz cálida o fría para la cocina?

La primera elección debe ser la luz general, y aquí entra siempre la misma duda: ¿luz fría o cálida? Aunque esta elección es muy personal, expertos recomiendan el uso de luz fría si se prioriza la preparación de alimentos, por funcionalidad, y luz cálida si el uso de la cocina es más social, sobre todo si incluimos una zona del comedor. Si existe la posibilidad, la combinación de ambas da un resultado excelente.  

Luces led para la cocina, ¿si o no?

La iluminación led está en auge y es una opción excelente por su funcionalidad y diseño. Entre sus principales ventajas está que es de bajo consumo, que permite acceder a lugares pequeños, como cajoneras o interiores de armarios, y que se pueden regular tanto en su intensidad o como en encendido y apagado automático.

Combina la luz general de la cocina con luces específicas

iluminacion ideal para tu cocina

Iluminar correctamente la encimera es tan importante como la luz general, pues es la zona principal de trabajo. Para evitar sombras o zonas oscuras, lo ideal es instalar luces led en la parte baja de los muebles. En cuanto a la zona de cocción, podemos iluminarla a través de la campana de extracción.

Otra tendencia en iluminación de cocinas, de gran funcionalidad, es iluminar el interior de las cajoneras, armarios y vitrinas. Así dotamos de personalidad a la cocina y tendremos puntualmente la luz necesaria para un uso práctico de cada zona de la cocina.
Además de estas claves de iluminación ‘artificial’ para tu cocina, también es fundamental aprovechar la luz natural al máximo y tener así una cocina ecofriendly que respete al medioambiente y ahorre en consumo energético. Para ello, sigue estos consejos para aprovechar la luz natural en la cocina y sacar el máximo partido a la iluminación.

Post by Studio Staff

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *